Los cristianos de la tribu indígena Mru al sureste de Bangladés han estado recogiendo fondos para la construcción de la única iglesia en la zona, y así poder tener un lugar donde congregarse para adorar a Dios.

Sin embargo, en medio del proceso de construcción, que comenzó el 9 de mayo, un grupo de budistas locales les obligó a dejar su labor: «Se presentó un monje y me dijo que dejase de construir la iglesia. Me dijeron que no puedo construir una iglesia aquí porque no quieren que haya una iglesia aquí», nos cuenta Ringrang Mro, un líder cristiano en la zona.

Ringrang explica que «antes de construir hablé los planes con los budistas locales y nos dieron unos permisos para hacerlo. Ahora que la iglesia está a medio terminar, se quejan y nos piden que dejemos de construir

Ringrang asevera que los budistas locales le dieron como excusa que necesitaban hacer un camino justo en el lugar que se había designado a la iglesia: «Lo de hacer un camino es una excusa, no lo necesitamos porque ya hay varios caminos», explica Ringrang.

Diversas comunidades tribales, en su mayoría budistas, han vivido en la zona Bandarban durante generaciones. Los budistas cuentan con un templo, pero los cristianos no tienen un lugar donde adorar a Dios, según nos dice Ringrang: «En realidad no quieren que los cristianos adoremos aquí. Quieren que aquí solo adoren los budistas», nos cuenta.

Dada la situación, los cristianos piden que les apoyemos en oración para que el problema se resuelva de manera amistosa y sin conflictos.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *