¿Quién no quiere ser feliz? Muchos buscan la felicidad en el dinero, en la comida, en el entretenimiento o en la familia. Esas cosas pueden traer alguna satisfacción, pero la verdadera felicidad está en las cosas de Dios. Cuando buscas el bien, la verdad y la paz de Dios, encuentras una felicidad fuerte y duradera.

El que quiera amar la vida y gozar de días felices, que refrene su lengua de hablar el mal y sus labios de proferir engaños; que se aparte del mal y haga el bien; que busque la paz y la siga.
– Salmo 34:12-14

¡Encuentra la felicidad en la palabra de Dios!

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *