Yo sé bien que tú lo puedes todo,
que no es posible frustrar ninguno de tus planes.
(Job 42:2)

¡Dios puede hacer todas las cosas! ¿De verdad lo crees? ¿O eres de los que se trastornan y se desesperan cuando llegan las dificultades? Las decepciones de la vida, el dolor y el sufrimiento intentan debilitar tu fe.

Job pasó por pérdidas terribles, enfermedades, desilusión debido a su esposa y sus amigos. Pero aun así, y a pesar de todo, él reconoció la grandeza del Dios todopoderoso.

Recuerda que no hay nada que sea demasiado difícil para el Señor nuestro Dios. Sea cual sea tu dificultad o problema, Jesús es todopoderoso y actúa de acuerdo con su voluntad. Cree que él está por encima de tus aflicciones. Él te socorre cuando clamas con fe.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *