Según medios alemanes, el hombre era en realidad un colaborador de los servicios secretos rusos.

Un diplomático ruso murió tras caer desde el edificio de la embajada de su país, en el centro de Berlín, el pasado 19 de octubre, según dio a conocer este viernes el semanario alemán «Der Spiegel».

De acuerdo con informaciones de este medio el diplomático, que ocupaba el puesto de segundo secretario en la delegación rusa desde 2019, era en realidad un colaborador de los servicios secretos rusos, conocidos por las siglas FSB.

La justicia alemana investiga la supuesta implicación de dicho cuerpo en el asesinato de un ciudadano georgiano en Berlín en verano de 2019, un hecho que llevó al país germano a expulsar a dos diplomáticos rusos.

Siempre según el mismo medio, el pasado 19 de octubre agentes de la policía encontraron el cuerpo sin vida en la acera, delante del edificio de la embajada y los intentos por reanimarlo resultaron infructuosos.

Aparentemente el diplomático, de 35 años, había caído de uno de los pisos superiores de la delegación, cercana a la céntrica Puerta de Brandeburgo, aunque las circunstancias del hecho siguen siendo desconocidas para las fuerzas de seguridad alemanas, según «Der Spiegel».

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *