Mis ovejas oyen mi voz; yo las conozco y ellas me siguen.
– Juan 10:27

Muchos tienen el gran sueño de conocer personas famosas. Estrellas mediáticas, artistas, cantantes, jugadores de fútbol, líderes y otros como ellos, están al principio de las listas de muchos fans alrededor del mundo. Pero algo que es mucho más notorio que conocer una celebridad es ser conocido personalmente por alguien muy importante. Saber que alguien de alto prestigio nos conoce nos confiere cierta relevancia y satisfacción.

¿Qué decimos entonces del hecho de que somos conocidos por el Dios de toda la tierra y del cielo?

¡Qué maravilloso! Descubrir que el Señor Jesucristo nos conoce, el Dios supremo y soberano, Rey de reyes que gobierna todo el universo y sustenta toda la creación, aquel que nos ha traído confianza y seguridad en él… Qué gran alegría conocer y ser conocidos por nuestro Dios. Que ese conocimiento tan lleno de gracia nos motive a oír su voz y a seguirle por siempre…

Vive como un buen hijo conocido por Dios:

  • Ora y agradece a Dios porque sabes que él te conoce y te cuida.
  • Sé genuino en tu relación con Dios. Él sabe cuando somos íntegros o hipócritas. Si sabes que no has sido sincero, arrepiéntete de verdad y confiésalo a Jesús.
  • Busca agradar más a Dios que a los hombres con tus actitudes y palabras. Que todo lo que hagas sea para la gloria del Señor.
  • Descansa en el Señor y confía en él. Recuerda que él te conoce y desea tener una relación personal contigo.
  • Busca oír a Dios a través de su Palabra. Dedícate a conocer más a aquel que te conoce por completo.
  • Comparte con otros sobre tu fe en Dios, cómo él nos salvó, nos conoce y nos ama.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *