Cristiana ucraniana alaba a Dios en medio de bombardeo ruso sobre ciudad de Járkov

Una joven ucraniana canta alabanzas a Dios en medio de las explosiones de las bombas rusas que caen sobre su ciudad. “Somos como la primera iglesia en Hechos, unidos en un solo espíritu. La gracia de Dios está aquí”, dijo.
Después de una escalada de ataques en Kharkiv (Járkov), Nastya, una cristiana ucraniana, se dio cuenta de que su hogar no era lo suficientemente seguro para protegerla. Sin embargo, antes de huir, incluso improvisó un refugio
A principios de marzo, cuando comenzaron a lanzarse misiles sobre una de las ciudades más grandes de Ucrania, las explosiones comenzaron a sacudir varios cimientos.
Mientras Nastya se escondía debajo de una mesa, su refugio improvisado, Dios le dio una canción , como le dijo a la IMB (International Mission Board), una organización misionera afiliada a la Iglesia Bautista del Sur en los EE. UU.
Junto con la canción, también escribió una carta que detalla lo que experimentó con los miembros de su iglesia en Kharkiv. 
La cristiana dice que su barrio es seguro, pero que podía oír los bombardeos a su alrededor. “Vivo cerca del centro de Kharkiv, y justo en el centro hubo una serie de bombardeos en edificios gubernamentales e incluso bombardearon iglesias ortodoxas”, dijo.
“A veces mi casa temblaba y podía sentir los movimientos provocados por los bombardeos. Pero ella todavía está de pie, y estoy agradecido con Jesús por eso”, compartió. 
“ Oramos todos los días con los miembros de nuestra iglesia y eso es maravilloso. Ninguno de nosotros resultó herido. Escuchamos los bombardeos y se acercaban, pero estamos vivos y a salvo”, dijo. 
En la carta escrita por Nastya, también hay un importante testimonio sobre el renacimiento de la Iglesia en Ucrania. “Estamos en medio de este fuego, estamos con los que tienen miedo y no saben qué pasará después”, informó.
“Pero creo que Jesús puede traer paz y alegría en medio de este momento difícil. Nadie se imagina en una situación como esta. Piensas que tu vida va a ser de cierta manera y que nada puede detener ese plan, pero luego llega algo parecido a la guerra”. 
Al contar que la Iglesia sabía sobre la posibilidad de una invasión, Nastya dice que, en el fondo, no pensaron que realmente sucedería.
“Esto ha hecho que nuestra iglesia aquí en Ucrania se despierte fuertemente, especialmente para las personas que viven en áreas peligrosas. Es poderoso ver cómo está reaccionando la iglesia”, escribió.
“Nunca pensé que viviría en un tiempo como este, pero siento que somos como la primera iglesia en Hechos, porque oramos constantemente y Dios siempre nos muestra algo. Sentimos que estamos unidos en un solo espíritu. Todos recibimos el mismo aliento y mensaje del Señor. Estamos tan unidos, y eso es increíble”. 
“Estamos en modo de supervivencia ahora. Además de orar por protección física, oramos para que Dios proteja nuestra tierra con nuestros escudos espirituales”, dijo al compartir que escuchó historias de milagros en el campo de batalla. 
“Una historia reciente fue de un soldado que llamó a sus padres para explicarles cómo ganaron una batalla. Una cortina de hierro de aviones se movió hacia el ejército ucraniano, pero de repente apareció un relámpago y todos los aviones rusos desaparecieron. El ejército ucraniano se sorprendió”, dijo. 
“Dios está trayendo milagros aquí. Lo sentimos en nuestras venas. La atmósfera aquí es la creencia de que Dios trae la victoria. Todos lo escuchamos y lo sentimos, incluso si no lo vemos con nuestros ojos físicos. La gracia de Dios está aquí”, reconoció. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.