Dios cuida de mí

El Señor está cerca de quienes lo invocan, de quienes lo invocan en verdad. Cumple los deseos de quienes le temen; atiende a su clamor y los salva.
–Salmo 145:18-19

A veces la vida nos sorprende con momentos difíciles. Debemos recordar que no estamos solos en medio de las dificultades: ¡Dios está con nosotros! A través de Jesús tenemos acceso al Padre.

Dios también nos dejó su Palabra. Al leer la Biblia podemos conocer lo que Dios ya ha hecho y lo que hará por nosotros. La Palabra de Dios nos hace conscientes de las promesas que Dios preparó de antemano para nosotros. Dios nos amó sobre todas las cosas.

Dios te oye, invócalo con sinceridad. Él quiere oírte, ábrele tu corazón. ¡No desprecies el gran amor de Dios por ti! No te desanimes cuando las luchas parezcan más fuertes: ¡Dios cuida de ti!

¿No se venden dos gorriones por una monedita? Sin embargo, ni uno de ellos caerá a tierra sin que lo permita el Padre; y él les tiene contados a ustedes aun los cabellos de la cabeza. Así que no tengan miedo; ustedes valen más que muchos gorriones.
–Mateo 10:29-31

Dios siempre cuida de ti

  • Aumenta tu intimidad con Dios, reserva un momento de tu día para orar.
  • Busca integrarte y participar más en la iglesia. La comunión también forma parte del cuidado de Dios por nosotros.
  • Recurre a la Biblia como tu manual para la vida. En ella están las soluciones y las promesas de Dios para sus hijos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.