¡Ánimo! El Señor estará contigo dondequiera que vayas

¿No te he mandado que te esfuerces y seas valiente? No temas ni desmayes, porque el SEÑOR tu Dios estará contigo dondequiera que vayas.
(Josué 1:9)

Cuando Josué recibió estas palabras de Dios él acababa de asumir una gran responsabilidad: ser el sucesor de Moisés para liderar al pueblo israelita hasta Canaán. Con seguridad esa grande bendición lo asustó – ¿quién no se asustaría? – pero el propio Dios se encargaría de dirigir a Josué si él continuaba fiel. Y así fue.

Si tenemos grandes responsabilidades en nuestras manos es porque Dios nos las confió y él sabe que tenemos la capacidad para administrarlas. No subestimes tu potencial en Dios. Si hay un grande desafío es porque Dios ya proveyó una grande bendición al final de la tribulación.

La clave para abordar los grandes desafíos es mantenerse junto al Padre. Él es capaz de capacitarnos y de guiarnos delante de los desafíos, sean estos sencillos o complejos. ¡El Señor estará con nosotros dondequiera que vayamos! Por eso, esfuérzate en permanecer con él y no temas.

¡Ten ánimo!

  • Dios capacita a los escogidos, no temas. Si Dios te levantó es porque él te capacitará durante el desafío.
  • No temas. La Palabra de Dios es nuestro refugio y fortaleza. Usa la Biblia como tu alimento diario.
  • No tengas temor, Dios es nuestro amigo. Abre tu corazón a él. A través del Hijo tenemos acceso al Padre. Ora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.